Profundizando en el Global Sourcing

9 mayo, 2023

Profundizando en el Global Sourcing

¿Qué es el Global Sourcing?  ¿Qué le diferencia del concepto de Importación?  ¿Cómo se ha pasado de las compras nacionales al Global Sourcing? Rafael Castelló, director académico de AERCE Business School, explica de manera didáctica este concepto, comenzando por las diferencias entre esta y la importación.

Importación frente a Global Sourcing

La importación es una simple transacción comercial donde participan comprador y vendedor. Su peculiaridad reside en que las empresas están en diferentes países y por ese motivo la compra tiene unas características especiales. Ejemplos clásicos son los centros de atención telefónica a clientes en Sudamérica o incluso la fabricación en China.

Por su parte, Global Sourcing es la estrategia seguida por muchas compañías internacionales, a través de la cual,  estas tratan de producir o adquirir bienes o servicios en el país donde se lleva a cabo su actividad de manera más eficiente.

Por lo tanto, el Global Sourcing requiere que la empresa integre y coordine la información, la estrategia de compra y las necesidades de materiales comunes a través de todas las divisiones o unidades de negocio establecidas en todo el mundo. De este modo se tendrá al mundo como mercado proveedor, y la estandarización permitirá una economía de escalas que favorezca el ahorro de costes. La función de compras está fuertemente centralizada para supervisar todo el proceso global de compras, controlando como parte de la compra, todo el transporte internacional necesario.

De las compras nacionales al Global Sourcing

Tradicionalmente, las empresas contaban con compradores para las adquisiciones locales dominando así el mercado nacional. El primer paso de las compras a proveedores extranjeros lo realizaron los mismos compradores nacionales, en algunos casos, con la utilización de empresas o representantes intermediarios para ayudar a identificar proveedores y formas de expedición. Posteriormente, se crearon unos equipos de compras expertos en mercados internacionales que son los que llevaron a cabo la transformación al Global Sourcing.

 Coordinación global de las Compras

Las compañías necesitan vender y comprar globalmente. Se necesita encontrar proveedores capaces de satisfacer las necesidades de prestaciones de los clientes al menor coste total posible y, para poder comprar en todo el mundo, se precisa desarrollar un nuevo conjunto de competencias así como una serie de habilidades dentro de la función de compras. Esto implicará el conocimiento de toda la cadena de suministro internacional y el movimiento de materiales a través de las fronteras internacionales.

Los compradores deben ahora desarrollar nuevas competencias para tratar y negociar con los transportistas internacionales. En primer lugar, deben estar bien informados sobre las complejas y cambiantes leyes sobre comercio internacional promulgadas por los gobiernos de los países en los que se compran o venden materiales. Además, una coordinación global de compras requiere de unos sistemas de información integrados capaces de organizar y recoger tanto las necesidades de la Compañía como las prestaciones de los proveedores en todo el mundo.

Las compras globales implican, por tanto, mayores dificultades que las compras locales:

– Establece la necesidad de evaluar la competitividad de las fuentes de suministro de todo el mundo.

– Exige trabajar con mayores lead times.

– Implica un aumento de los riesgos (transportes, procesos de manipulación, fluctuaciones en el cambio de moneda, etc.)

En el Global Sourcing se buscan economías de escala a través de la normalización y la evaluación comparativa a nivel corporativo, se deben integrar y coordinar los elementos y materiales comunes así como los procesos, diseños, tecnologías y proveedores en todo el mundo a través de compras.

Necesidad del Global Sourcing

Las organizaciones de hoy en día están tratando de desarrollar estrategias para la gestión de la cadena de suministro fuera de su país de origen por, principalmente:

  • Presión de la competencia: las empresas se han visto obligadas, por el aumento de la competencia global, a diseñar y aplicar estrategias de compra internacionales para conseguir fundamentalmente: – Mejora tecnológica. – Reducción de costes. – Mejora de la calidad. – Aumento de la disponibilidad de productos y servicios. – Mayor rapidez en la introducción de nuevos productos.
  • Necesidades de los clientes: son cada vez más exigentes, sobre todo en mercados de alta tecnología. Exigentes en cuanto a la calidad de los productos o servicios que solicitan, la rapidez en las entregas (dado que los ciclos de vida de los productos son más cortos), y en cuanto a los servicios que se solicitan. Esto hace que los compradores deban buscar fuentes de suministro en todo el mundo capaces de satisfacer estas necesidades.
  • Estrategia de negocios en todo el mundo: en muchos casos, la necesidad de las empresas de exportar y vender en todo el mundo hace posible el dominio de otros mercados, el amplio conocimiento de sus respectivas culturas, sus canales de distribución etc. por lo que estará más preparada para comprar en todo el mundo.
  • Materiales no disponibles a nivel local: debido a razones geográficas y tecnológicas, algunos fabricantes nacionales no pueden suministrar materiales específicos. Por otra parte, muchos serán incapaces de cumplir con el plazo de entrega requerido o el suministro de algunos materiales dada la limitación de sus capacidades técnicas. O, también es posible que la calidad de los productos obtenidos en el mercado interno no cumpla con los requisitos necesarios para la empresa Compradora.
  • Localización de ciertos proveedores: el atractivo que en su momento despertó a nivel internacional el mercado chino, ha hecho que se extienda una “Nueva China” por países como India, Vietnam, Camboya, Laos, Myanmar o Tailandia
  • Precio: especialmente en los países desarrollados, los materiales o los productos suministrados por los proveedores locales pueden ser demasiado caros, lo que obliga a los compradores a buscar fuentes de suministro más económicas fuera de sus fronteras.
  • Tecnología: de manera especial en los países en desarrollo, algunas empresas no tienen más remedio que buscar fuentes de suministro más allá de sus fronteras ya que, de otra manera, no podrían acceder a los niveles de tecnología necesarios para competir en el mercado global.