COMPRAS DEBE TENER VISIBILIDAD EN LOS FOROS EN LOS QUE SE TOMAN LAS DECISIONES QUE CONFIGURARÁN LA SOCIEDAD DEL FUTURO

13 abril, 2023

COMPRAS DEBE TENER VISIBILIDAD EN LOS FOROS EN LOS QUE SE TOMAN LAS DECISIONES QUE CONFIGURARÁN LA SOCIEDAD DEL FUTURO

Luis Vega lleva más de 20 años vinculado a AERCE y desde julio de 2022 es el presidente de la Junta Territorial de esta asociación en la Comunidad Valenciana.

Tras su paso por diferentes multinacionales, lleva años desarrollando su actividad como Consultor de Compras trabajando con algunas de las principales empresas españolas; una actividad profesional que compagina con la docencia como formador en diferentes escuelas de negocios en el área de Compras.

Hoy nos habla del proyecto de AERCE en la Comunidad Valenciana, uno de los territorios con mayor número de empresas asociadas. 

Luis, llevas 9 meses al frente de la Junta Territorial de AERCE en la Comunidad Valenciana, ¿qué balance haces de estos primeros meses?

El balance es muy positivo. En primer lugar a nivel personal, ya que tengo la suerte de compartir esta actividad con un grupo de excelentes personas con las que es un verdadero placer relacionarse.  Además, es una gran oportunidad a nivel profesional, dado que los miembros de la Junta de la Comunidad Valenciana son grandes profesionales de compras, lo que me sirve para aprender, compartir experiencias y situaciones que se nos dan diariamente en nuestro trabajo como compradores, así como estar al día de lo que ocurre en los mercados, que como cualquier comprador sabe, están cambiando a una velocidad de vértigo.

En cuanto a las actividades que queremos desarrollar, desde esta Junta territorial nos hemos marcado como objetivo impulsar nuevas  actividades en la Comunidad Valenciana. Actualmente la mayor parte de las actividades de AERCE se desarrollan como es lógico en Madrid, (teniendo en cuenta que es allí donde se concentran las principales empresas y es el núcleo empresarial indiscutible a nivel nacional), y aunque es muy cómodo desplazarse a la capital en AVE, nos hemos propuesto organizar también actividades interesantes en la Comunidad Valenciana. Nuestra idea es que los asociados de AERCE se puedan beneficiar de actividades que busquen dar solución a sus problemas actuales y, a la vez, sirvan como foros para conocernos y ayudarnos en nuestra actividad profesional. Igualmente, hemos abierto estas actividades a profesionales de compras que no sean asociados de AERCE para que vean todo lo que podemos ofrecerles y, si lo consideran interesante, se unan a nosotros.

Recientemente has firmado un acuerdo de colaboración con el gran evento internacional de movilidad eMobility Expo World Congress que se ha celebrado en valencia del 21 al 23 de marzo. ¿Cómo surgió este acuerdo y por qué es interesante para el profesional de Compras?

El acuerdo vino de la mano de la empresa organizadora de evento, ya que se dieron cuenta que les faltaba una de las visiones más importantes, la de los profesionales de Compras y, por supuesto, se pusieron en contacto con AERCE que es el referente absoluto de las Compras en España.

Creo que es muy importante que desde la asociación se les vaya dando cada vez más visibilidad a los profesionales de Compras en los foros donde se toman las decisiones que van a configurar la sociedad del futuro como, en este caso, con todo lo que tiene que ver con la movilidad medioambientalmente responsable.

Como decíamos, la Comunidad Valenciana es una de las regiones de España con mayor número de empresas asociadas a AERCE, quizá un buen reflejo del interés por la profesionalización de la función de Compras. ¿Cómo has percibido la evolución de la empresa valenciana durante los más de 20 años en los que has estado vinculado a esta asociación?

La Comunidad Valenciana es un claro exponente de lo que es España y su potencial. Somos una economía básicamente de pymes, pero con una gran cultura emprendedora y exportadora. Somos una Comunidad muy dinámica con empresarios muy involucrados en la creación de valor para la sociedad. Sin embargo, a nivel de la función de Compras y de sus profesionales, aún existe margen de mejora. Aunque contamos con algunas de las empresas con los departamentos de Compras más eficientes y profesionalizadas y, por tanto, referentes a nivel nacional, en muchos otros casos, las Compras se siguen viendo como una mera función de aprovisionamiento y generadora de coste, en lugar de valorarse como la función estratégica e impulsora de la rentabilidad que es para una empresa. Y es aquí donde creo que desde AERCE podemos hacer una labor didáctica muy importante, ayudando a transformar la errónea percepción sobre Compras que  aún existe en muchas empresas y mostrando todo su potencial.

Esta es una pregunta que planteamos a menudo para conocer distintos puntos de vista, ¿qué medidas o procesos de mejora podrían adoptar las empresas para minimizar los riesgos a los que está expuesta la función de Compras en el momento actual? ¿Cuál es para ti la mejor enseñanza que podemos extraer de los tres últimos años?

En mi opinión, se está produciendo un cambio de mayor calado que el que mucha gente está percibiendo.

Durante los últimos 30 años ha habido un proceso de globalización que ha permitido reducir los costes de producción, básicamente trasladando producción a Asia y con saltos tecnológicos, y que ha permitido dos avances muy importantes: no ha habido prácticamente inflación y el suministro de los productos ha estado garantizado. Podríamos decir que la labor de Compras ha sido relativamente sencilla en este periodo.

Sin embargo, el cambio geopolítico al que estamos asistiendo, esboza tímidamente la economía de bloques a la que nos dirigimos. Esto no quiere decir que la globalización se vaya a revertir completamente, pero sí que en muchos casos se va a ver afectada. ¿Qué supone esto? En mi opinión, dos cosas que ya estamos empezando a percibir: subida de costes de producción y escasez de ciertos productos.

¿Cuál es el reto para los compradores? Pues, en primer lugar, garantizar el suministro ya que algo que dábamos por seguro ya no lo va a ser tanto tanto y, en segundo lugar, acostumbrarnos a trabajar en mercados en los que la demanda supera a la oferta y donde van a existir subidas de precios.

¿Y cómo podemos ayudar los compradores en nuestras empresas? Pues creo que es imprescindible apostar por la formación y contar con profesionales con mayor preparación específica en Compras de la que se ha tenido hasta ahora. Las empresas van a tener que luchar por atraer el talento. Ahora, se necesitan perfiles que sepan generar relaciones estratégicas y a largo plazo con los proveedores que un día pasarán a ser partners de nuestras empresas. Las relaciones pasarán de basarse en estrategias competitivas para dar paso al establecimiento de relaciones colaborativas centradas en el valor y la generación de rentabilidad a través de la innovación.

En la actualidad hay cuatro aspectos estratégicos para las empresas: Innovación, sostenibilidad, personas y digitalización. ¿Cómo pueden contribuir los departamentos de Compras a impulsarlos?

Tenemos que ser conscientes de que, de cada euro que ingresa una empresa a través de sus ventas, 75 céntimos se invierten en los proveedores. Los proveedores son los que “hacen” el 75% de lo que vendemos a los clientes. Por tanto, es imposible ser innovadores si no lo son nuestros proveedores y es imposible ser sostenible si ellos tampoco lo son.

En cuanto a las personas, para asumir el antiguo rol del comprador como simple aprovisionador, en el que desgraciadamente todavía están instaladas muchas empresas, cualquier perfil era válido.  Sin embargo, a día de hoy, las empresas no van a poder ser competitivas si no gestionan adecuadamente su base de proveedores y establecen relaciones estratégicas basadas en la creación de valor. Gestionar este tipo de relaciones estratégicas es muchísimo más complejo y requiere de perfiles que sepan sobre análisis de valor, mejora continua, gestión del cambio, trabajo en equipo, etc. Profesionales de compras que sepan desempeñar bien este trabajo hay muy pocos, con lo que va a ser fundamental para las empresas saber atraer, desarrollar y retener el talento.

Y en relación a la digitalización, qué decir; pues que es algo imprescindible. Son muchos los estudios que, como uno encargado por la Confederación de Empresarios de Pymes, Cepyme, situaba la digitalización como primera medida para superar la crisis.  Lejos de lo que muchos piensan, la digitalización no es exclusiva de las grandes empresas, sino que es imprescindible para todas ellas y de manera especial para las pymes.