FICUFY

A falta de alternativas, hay empresas que se ven obligadas a que sus empleados sigan compartiendo tarjetas corporativas, provocando así un descontrol en el departamento financiero y de contabilidad, además de comprometer la seguridad de las compras online que efectúan los empleados.

Además, como este tipo de compras no están vinculadas a la actividad natural de la compañía, en muchas ocasiones no se les presenta la atención que requieren y esto da lugar al desorden que conlleva la falta de un procedimiento definido de gestión, a compras no autorizadas y a excesos de presupuesto.

 

¿A qué problemas se enfrentan las compañías en la gestión y pago de este tipo de compras?

  • Procesos de gestión no definidos: La empresa debe de tener procesos de gestión diferentes para cada tipo de compra indirecta, así como un mecanismo de aprobación previa para controlar que el gasto efectuado esté dentro del presupuesto.
  • Compartir tarjetas corporativas: Esta práctica provoca un descontrol no solo para los empleados que realizan la compra, sino para los departamentos de contabilidad y finanzas que son los que tienen que justificar y contabilizar el gasto.
  • Cargos inesperados: Muchas de las suscripciones se renuevan de manera automática, lo que puede provocar que se generen cargos automáticos por servicios que los trabajadores ya no están utilizando.

 

Soluciones de gestión y pago de compras indirectas de empresa

Existen herramientas que permiten gestionar y digitalizar todo el ciclo de compras indirectas de empresa y que dan solución a todos estos problemas presentados. Una de ellas es Ficufy.

¿Cuáles son las claves a tener en cuenta a la hora de comprar, contratar y gestionar este tipo de servicio?

  • Una herramienta cloud que integre todo el flujo de gestión.
  • La aprobación de solicitudes de gasto.
  • Extracción de datos.
  • Contabilización de las facturas emitidas por los acreedores.

La solución Ficufy genera una tarjeta virtual de un solo uso para cada solicitud de gasto aprobada, lo que aumenta la seguridad de los pagos online y evita tener que seguir compartiendo tarjetas corporativas. Además, esta solución también genera una tarjeta virtual por cada suscripción mensual o anual aprobada, lo que permite tener el control y la visibilidad de los pagos recurrentes.

Este tipo de soluciones permiten a la compañía establecer un flujo de aprobación previo al pago para obtener el control y visibilidad en tiempo real de los gastos de empresa, y para que no se paguen gastos que excedan el presupuesto.

 

*12 meses de permanencia.

Solicita una demostración de Ficufy aquí

Obtén tu acceso preferente a Ficufy como asociado/a de AERCE aquí